domingo, 26 de febrero de 2017

CRÓNICA REAL ZARAGOZA - NÁSTIC DE TARRAGONA

¿MAS PACIENCIA?

Nos las prometíamos muy felices con el gol de Ángel en el minuto 4 tras una buena asistencia de Lanzarote, y el disparo al palo del propio Ángel en el minuto 8, pero todo fue un espejismo. El Real Zaragoza no ha conseguido hacerse con el mando del juego y tan solo ha creado peligro con reiterados balones en largo a Ángel, que se forma solitaria se ha tenido que pelear con la defensa tarraconense.

Avisó el Nástic en el minuto 19 con una internada lateral de Emaná, cuyo disparo desvió a corner de manera acertada Saja. El camerunés ha sido un continuo incordio para la defensa del Real Zaragoza, demostrando que a pesar de su edad, 34 años, es un futbolista determinante en esta categoría, por su lucha y poderío físico.

Las buenas conducciones de balón del Nástic terminaron en gol en el minuto 30, con un disparo desde fuera del área de Juan Delgado, tras pase de Emaná, jugada que no ha sufrido ninguna oposición ni por el centro del campo, ni por la defensa del Real Zaragoza, que han seguido la jugada con la mirada.

Este gol nos dejaba fríos, con mayor presencia y posesión del balón del Nástic antes de marcharnos al descanso.

La segunda parte no comenzaba mejor, con posesión alterna para los dos equipos, algo que se rompió con la doble ocasión para el Real Zaragoza, primero fue Ángel, cuyo disparo se marchó rozando el palo, y posteriormente el recién entrado en el terreno de juego Edu García, cuya internada se marchaba desviada a corner.

Ninguno de los dos equipos era capaz de hacerse con el control del juego y Merino movía el banquillo dando entrada a Álex López en lugar de Emaná, que se encontraba ya desfondado.

En el minuto 72 se preparaba Samaras para debutar, pero en el corner lanzado antes de su salida llegaba el segundo del Nástic. Xavi Molina cabeceaba el saque de esquina y Suzuki remataba, también de cabeza, al fondo de la red, ante la mirada y nula oposición de los defensores.



Del resto de partido poco que contar, un querer y no poder. La suerte tampoco estaba de nuestro lado, al disparo al palo en la primera mitad, había que añadir otro de Ángel en el minuto 77 y un cabezazo de Cabrera al larguero en el 79.

Este partido deja muy tocado al equipo, que a pesar de mantenerse en la misma posición, la 14, está a cuatro puntos del descenso y a diez de la promoción de ascenso. El técnico es incapaz de dar la vuelta a la situación, ni con sus planteamientos, ni con los cambios durante el partido. Los jugadores tampoco se salvan del desastre, hay varios que no han estado en toda la temporada ni se les espera, pese a las reiteradas oportunidades que han tenido.

La situación pinta muy mal y durante la semana se esperan novedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario