lunes, 20 de marzo de 2017

LLEGO EL MOMENTO DE TOMAR MEDIDAS

LLEGO EL MOMENTO DE TOMAR MEDIDAS

Se comenzaba el sábado con la celebración del 85º aniversario del Real Zaragoza, una jornada que podía ser la situación perfecta para que el equipo se reconciliara con la victoria, el buen juego y la afición, mas numerosa en la grada que en encuentros anteriores.

El partido comenzaba con novedades en el once inicial, con la entrada de Dongou y Edu García, por Cani y Xumetra y terminaba como todos conocemos. Una derrota por 1-2 frente a un filial, que afrontó la recta final del partido con un jugador de campo como portero, por la expulsión de Ondoa.


El juego carece de orden, los jugadores, sin un líder en el campo, no son capaces se asumir la situación en la que se encuentra el equipo y el entrenador no es capaz de revertir la caída libre, muchos problemas mientras se afronta la situación mas crítica que se recuerda en la historia reciente del club.

Ratón, el portero que ha realizado las mejores actuaciones de la temporada, permanece en la grada, Jesús Valentín, que aportó mayor seguridad y salida del balón a la defensa, acumula partidos en el banquillo y los jugadores de la cantera que valen para defender los colores de la selección española, aquí no han contado con una sola oportunidad.

Todo esto llevó a que ayer fuera un día en el que acontecieron numerosas reuniones, que concluyeron con el cambio en el banquillo, Raúl Agné dejaba el equipo, y se anunciaba su sustituto, César Láinez.


El cambio era necesario, el equipo no mostraba ninguna reacción, y la derrota ante el Sevilla At. acerca demasiado el temido descenso tras la victoria del Rayo Vallecano en el partido que cerraba la jornada.

Raúl Agné, en parte, responsable del fracaso, no es el único culpable de la situación.

Ahora toca mirar al futuro, llega César Láinez, que a estas alturas de la temporada parece que es la mejor opción para tomar las riendas del equipo. La lista de entrenadores libres es muy extensa, pero ninguno de ellos podía asegurar que fuera a revertir la situación.

A su favor, tiene que conoce el club y sobre todo a los jugadores del filial, en los que puede confiar para dar minutos de calidad y entrega en el primer equipo. En contra, su poca experiencia. Se hizo cargo del filial tras la destitución de Emilio Larraz en la temporada 2014/2015 con el equipo en Segunda División B. Dirigió 32 jornadas, con un balance de 7 victorias, 7 empates y 18 derrotas, terminando colista de la categoría, tras coger el equipo fuera del descenso, en la posición 16. La siguiente temporada, en Tercera División, terminó campeón, con un punto de ventaja sobre la S.D. Ejea, y en la actual temporada, también en Tercera, deja el equipo como líder, con una superioridad aplastante sobre el resto de equipos.

Solo queda esperar que el cambio sea para bien y que se salve la categoría sin demasiados problemas. Mucha suerte César.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada