jueves, 18 de mayo de 2017

EL BANQUILLO

Tres son los entrenadores que han pasado por el banquillo del Real Zaragoza, y además de ser aragoneses, tienen otro aspecto en común.

Todos han tenido un buen comienzo, sacando los partidos adelante y con un juego aceptable, pero conforme avanzaban las jornadas, han ido tomando decisiones mas que discutibles en lo que respecta a alineación, convocatorias y sustituciones.

Para confirmar esto, me voy a centrar en las primeras cinco jornadas de cada uno de ellos en el banquillo.


Foto de Heraldo de Aragón

Luis Milla comenzó bien la temporada. El equipo ganó 10 de los 15 primeros puntos en juego, pero a partir de ese momento comenzó su caída ganando 3 de los siguientes 18 puntos, y terminó siendo destituido.

Foto de Heraldo de Aragón

Su sustituto, Raúl Agne, consiguió revertir la mala dinámica del equipo y se sumaron 8 puntos de 15 posibles, pero como su antecesor, se complicó la situación ganando tan solo 14 puntos de 42, lo que terminó con otro cambio en el banquillo.

Foto de Heraldo de Aragón

César Láinez, hasta entonces el técnico del filial, tomó las riendas del primer equipo y se mejoró tanto en juego como en resultados, consiguiendo 11 puntos de 15, pero en las tres últimas jornadas tan solo se ha sumado un punto.

Como se puede ver, las cinco primeras jornadas de cada uno, el equipo ha conseguido una buena puntuación, pero a partir de esa momento todo se ha complicado para ellos.

Habría que sumar el rendimiento de los jugadores y las decisiones que salen del banquillo, que conforme mas tiempo llevan en el cargo, mas ilógicas son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario